Intercambio de casas para familias: consejos, recomendaciones y más

Post image
Consejos
Compártelo

¿Has pensado en hacer un intercambio de casa para estas vacaciones? Se trata de una gran idea, especialmente, si tienes intención de viajar con la familia al completo o con niños. En este artículo, queremos contarte cuáles son las ventajas que ofrece esta opción de alojamiento y también algunos consejos y recomendaciones. ¿Empezamos?

¿Por qué el intercambio de casas es una buena forma de viajar en familia?

Está claro que el intercambio de casas entre particulares es una práctica que brinda muchos beneficios. Por ejemplo, viajar de un modo más sostenible o la posibilidad de vivir como un auténtico lugareño.

Espacio y comodidad

No cabe duda de que un hotel es una opción adecuada para alojarte. Sin embargo, cuando te desplazas con la familia, la cosa se complica. Los niños tienen necesidades que la habitación de un hotel, en ocasiones, no es capaz de suplir:

  • Más amplitud, más posibilidades. Disponer de espacio es fundamental para que los pequeños jueguen y los adultos descansen, entre otras muchas cosas. En una misma estancia esto resulta muy difícil de conseguir, además de estar pendiente de los ruidos que hagan para no molestar a los huéspedes contiguos.
  • Ambiente de hogar. Los niños tienen hábitos y rutinas que, quizá, se vean trastocadas durante el viaje. Al alojarte en una casa, podrás hacer vida normal. Ellos se sentirán cómodos y seguros y todo será más fácil.
  • Todas las comodidades. Por si fuera poco, en el hogar de destino, contarás con el equipamiento y los utensilios necesarios para tu día a día. Si, además, coincide con que la familia con la que realizas el intercambio de casas tiene niños también, contarás con acceso a juegos, cuentos y muchas más cosas divertidas para ellos. ¿Lo mejor? Que te olvidarás de viajar con tal cantidad de enseres a cuestas.

Ahorro al máximo

Otro aspecto muy importante es el ahorro. Hacer un intercambio de casas en vacaciones es una forma muy inteligente y económica de viajar. El principal gasto que afrontarás es el del desplazamiento, ya que el alojamiento, en este caso, te saldrá prácticamente gratis. Recuerda que el intercambio se basa en la hospitalidad, ya sea que optes por la modalidad recíproca o por utilizar tus HoomCoins.

Para comer lo tendrás muy sencillo gracias a las facilidades que te brinda una casa de verdad. Podrás preparar tus platos de siempre y ahorrar en tus vacaciones.

Imaginación al poder y tiempo de calidad

Si el intercambio de casas es emocionante para los adultos, ¡imagínate para los más peques! Descubrir el nuevo hogar es una hazaña digna del mejor explorador. Recorrer las estancias y el jardín, encontrar mensajes en otros idiomas, leer nuevos cuentos, hablar con los vecinos, entender la idiosincrasia y costumbres de la familia que os presta la casa, ¡incluso aburrirse!… Sin duda, todo esto contribuye a estimular al máximo la imaginación y a expandir sus horizontes. Tampoco hay que olvidar de que es la excusa perfecta para pasar tiempo de calidad en familia y estrechar vínculos.

Trucos y recomendaciones para que el intercambio sea un éxito

¿Quieres que tu experiencia viajando en familia sea todavía más satisfactoria? Independientemente de si efectúas el intercambio de casa en España o en otro lugar del mundo, aquí te brindamos unos cuantos consejos que te ayudarán. ¡Toma nota!

Encuentra familias con niños de edad similar

Sin duda, se trata de uno de los mejores consejos. Hacer el intercambio con familias con niños de edades parecidas a la de tus hijos te facilitará muchísimo las cosas. Por un lado, dispondrás de recursos y elementos básicos en tu día a día. Piensa en una bañera de bebé, una trona o una sillita. ¿Te imaginas viajar con todo esto? Por otro lado, se divertirán con nuevos juguetes y juegos que harán su estancia mucho más amena.

Presta atención a los detalles y evita daños

En el caso de que el hogar al que acudas no vivan niños ni esté adaptado a ellos, hay ciertas medidas que puedes tomar para prevenir sustos:

  • Analiza los puntos problemáticos y corrígelos. Por ejemplo, evita que los objetos frágiles estén al alcance de los niños. Un buen truco es sacar fotos de la casa antes de tocar nada y si es necesario apartar de su alcance los objetos más delicados para luego poder devolverlos a su lugar. De este modo, el último día lo dejarás todo como estaba sin mayor complicación.
  • Busca soluciones. Si no hay juguetes en la casa, seguro que cerca existe algún tipo de bazar o tienda donde comprar pinturas, libros de colorear y algunos juegos económicos para que tus hijos se entretengan y recuerda que siempre puedes pedir ayuda a tu anfitrión, recomendaciones o consejos.

Piensa en tus huéspedes

¿Eres tú el que va a recibir a una familia con niños? Entonces, hay muchas cosas que puedes llevar a cabo para que su estancia sea todavía más placentera. Te contamos algunas:

  • Guarda algunos juguetes de tu hijo en cada etapa de su desarrollo. Así, contarás con diversas opciones para la familia que se hospede en tu hogar. No solo contribuirás a una mejor experiencia, sino que también le estarás dando una segunda vida a esos cachivaches que pensabas que no usarías nunca más.
  • Organiza la zona de juegos. Crea un rincón con juguetes, libros y cuentos. Esta tarea pídesela a tus hijos, seguro que disfrutan un montón preparando esta sorpresa para su compañero de intercambio.
  • Hazles saber de los mejores planes y actividades para niños que hay cerca de casa. Esto es algo que puedes hacer cómodamente en la sección de HoomTips.

Con estos consejos y recomendaciones que te hemos dado, estás más que listo para iniciar tu aventura. Eso sí, recuerda que el intercambio de casa para las vacaciones en familia es más fácil con Hoomies Club. Con nosotros tienes seguridad, confianza y nuestros fantásticos HoomTips para enterarte de los detalles del destino que has escogido.

Hoomies Club Spinner